Cómo trabajamos

La atención psicológica profesional se puede desarrollar con diferentes metodologías:

Consulta
Se trata de un modelo de intervención de corta duración. Profesional y cliente abordan un tema concreto, lo que permite el desahogo de la persona y el aprendizaje de ciertas técnicas para la solución de un problema.

Terapia
Este modelo de intervención es más profundo y completo, y por tanto, más largo. Conlleva cuatro fases de desarrollo:

En la primera fase se hace la evaluación donde la persona expone su motivo de consulta. Ayudándonos de entrevistas y  pruebas psicodiagnósticas, determinamos qué factores componen y mantienen el problema.

En  la siguiente fase, el  diagnóstico, el profesional expone y acuerda con el cliente los objetivos de intervención.

Con el tratamiento vendría la tercera fase. Aquí se comienza a trabajar en cada uno de los objetivos de forma organizada y profunda.

Finalmente, se realiza la fase de seguimiento, donde la persona acudirá a terapia de forma más esporádica, y se supervisarán las mejoras obtenidas y los cambios a largo plazo.